¿Puedo ser un vendedor efectivo siendo introvertido?

¿Puedo ser un vendedor efectivo siendo introvertido?

¿Puedo ser un vendedor efectivo siendo introvertido?

De acuerdo a lo establecido por la consultora en Recursos Humanos Noelia López-Cheda, actualmente el mundo cuenta con un porcentaje que oscila entre 33 y 50 por ciento de personas que son introvertidas. ¿Qué traduce esa cifra? Pues que de acuerdo a los informes de las Naciones Unidas, de 7350 millones de personas cerca de la mitad, son callados o tímidos.

Recientemente, muchos estudios han determinado que el “introvertido” va más allá de esa timidez que llama la atención, este tipo de personas ha decido preocuparse más por su interior, por su mente disfrutando así de la exploración de los pensamientos y todo lo que gira alrededor de las emociones.

Pero con las características antes mencionadas ¿Puede un introvertido ser un buen vendedor? La respuesta es sí, ya que contrario a lo que se piense, las personas introvertidas y calladas disponen mucho más del análisis y ello es una herramienta efectiva a la hora de cerrar excelentes tratos de ventas o negocios.

Creencia equivocada

Por alguna razón, quizás por el hecho de que las personas extrovertidas lograban acercarse a más gente, el introvertido fue siendo desplazado o poco visto para las funciones de venta. Sin embargo, fueron los resultados y bastos análisis realizados los que poco a poco fueron derrumbando dicho mito.

A pesar de que no se llevan estadísticas oficiales al respecto, en muchas oportunidades, la manera de ser del extrovertido, con poco análisis ha llevado a resultados negativos dentro del mundo de las ventas. Hoy un vendedor introvertido, puede manejar perfectamente una cartera de clientes amplia, y ello no influye de manera negativa en su característica principal.

Con el paso del tiempo, las características del vendedor introvertido se han consolidado a tal punto que en muchos aspectos han logrado superar los resultados de aquellos que son extrovertidos. En el plano de la comunicación, los introvertidos suelen manejar de mejor manera las mismas ya que presentan mayor atención y escuchan de mejor manera a su interlocutor.

Datos de relevancia

Muchos especialistas consideran que el primer paso para cerrar una venta está en el convencimiento. Pues bien, un vendedor introvertido, tiene que estar consciente de ello, y sacar el máximo provecho de esa situación, aunque parezca mentira, si bien una persona extrovertida pudiese adelantarse a cualquier potencial cliente, el introvertido siempre tendrá a la mano una herramienta para acceder a este con mayor facilidad.

Por otro lado, el conocer dicha limitación (si se puede llamar así) permite que el trabajo de vender sea tomado de una manera distinta, y con ello va una carga interesante de pasión por lo que se hace. Esa pasión permite que se genere un clima agradable entre el potencial cliente. La pasión que imprimen los introvertidos en las ventas genera una abrumadora confianza.

Cuando un vendedor introvertido se acerca a una persona, no sólo le observa como alguien que no conoce, sino como un potencial cliente, ello elimina de plano la barrera de la timidez, el introvertido sabe que está cumpliendo con un trabajo y no está en la búsqueda de relaciones interpersonales.

En resumen, contrario a lo que se pueda pensar, un vendedor introvertido puede ser lo mejor que tenga una empresa para salir adelante. Hoy en día, muchas organizaciones los ubican en puestos de liderazgos para que puedan transmitir sus herramientas al resto de los integrantes de la organización.

Imagen cortesía de http://cde.3.elcomercio.pe

Si te gustó este post, compártelo en tus redes sociales 🙂

Te invito a que visites nuestra web Inbound Manager Pro

Inbound Manager

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
>