La ley de atracción 3 - Inbound Manager Pro

La ley de atracción 3

Piensa y actúa como si ya hubieras alcanzado tus objetivos, esto te dice la tercera ley atracción. Pues de esta manera podrás ver tus metas como algo posible y estarás más motivado para dar lo mejor de ti para en cada proyecto que lleves a cabo. Es decir que el primer paso para encaminarte hacia tus objetivos es tener mentalidad de ganador, así dejarás aún lado los obstáculos y los pensamientos negativos para dirigirte directamente a tu meta.

Probablemente, ahora te estés preguntando ¿Y qué puedo hacer para sentirme como ganador?, bueno estos son algunos consejos que te serán de gran ayuda en este proceso.

Mantén una buena actitud y confía en tus capacidades

Para lograr esto, es de vital importancia que cada día des lo mejor de ti para acercarte cada vez más a tu meta. De esta manera, podrás mejorar la imagen que tienes de ti mismo y convencerte de que estás preparado para conseguir todo lo que desees.

Identifica las excusas que te tienen estancado

Analiza los pensamientos o hábitos que no te permiten avanzar. Recuerda que lo más importante es que seas completamente sincero y aceptes los aspectos que te están afectando. En caso de que estés un poco confundido, pídele a una persona de confianza que te dé su opinión.

Establece rutinas para fortalecer tus habilidades

Para empezar, realiza una lista de tus habilidades y de tus fortalezas para que tengas una idea mucho más clara de qué aspectos necesitas corregir y cuáles necesitas mantener para que tu negocio crezca en gran medida. Incluso, si es necesario reúnete con tu equipo de trabajo para analizar tu estrategia de marketing e identificar los aspectos que se deben modificar para que esta tenga el éxito esperado. Luego de realizar esta tarea, empieza a crear rutinas o hábitos que te permitan implementar cada uno de los cambios o estrategias que te planteaste.

Monitorea tu progreso

Comienza por establecer metas para cada semana y realiza una lista de actividades para cada día. De este modo, te será mucho más fácil identificar las causas de muchas dificultades que se te presentan diariamente y podrás encontrar soluciones concretas para que no vuelvan a intervenir en tu progreso.

Sé constante y disciplinado

Ten presente que el éxito no llega de la noche a la mañana, es necesario esforzarse por mejorar cada día más y sobre todo es fundamental ser persistente. A pesar de que haya problemas y de que en ocasiones te sientas desanimado, evita que esto afecte tu desempeño y te desvíe del camino para conseguir tu objetivo.

Por otro lado, deja a un lado todos tus miedos, sal de tu zona de confort y toma los riegos necesarios para ser exitoso en todos tus proyectos. Ten por seguro que no te arrepentirás, al contrario te sentirás orgulloso de tus fortalezas y tu valentía para enfrentar nuevos retos.

Finalmente, recuerda la vieja frase que dice “el querer es poder”, tú eres quien decide hasta dónde quieres llegar y qué quieres conseguir. No importa cuántos obstáculos que tengas que superar, si estás convencido de que vas a lograr todo lo que te propongas.

 “El éxito es qué tan alto rebotas después de que tocaste fondo” - George Patton, general del Ejército de los Estados Unidos.

Click to Tweet

Si te gustó el post, compártelo en tus redes sociales 🙂

Visita nuestra página web Inbound Manager Pro

Inbound Manager

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
>