Ley de atracción 1

La ley de atracción 1

Piensa muy bien lo que deseas. Esta es la primera ley de atracción que necesitas ejecutar al momento de crear tu negocio. A partir de esta ley podrás saber hasta dónde necesitas llegar y de este modo, empezarás a definir las acciones necesarias para alcanzar dicha meta.

Por esto, si consideras que aún tus objetivos están un poco confusos, te invitamos a hacerte las siguientes preguntas que te ayudarán a fijar metas mucho más claras y accesibles de acuerdo al contexto en el que te encuentres.

¿Qué tipo de negocio me puede ofrecer buenos resultados?

Es fundamental que pienses en las probabilidades de éxito que tiene el negocio que vas a crear. Si es necesario, investiga por tu cuenta o pídele ayuda a algún experto que te pueda guiar en este proceso. Así contarás con mayores herramientas para crear un buen negocio que pueda mantenerse estable y sobre todo que sea rentable. Recuerda que dependiendo del tipo de negocio que elijas tendrás más facilidad para adaptarte a las circunstancias e implementar nuevos métodos.

¿Qué dificultades me puedo encontrar en el camino?

Es muy importante que tengas claro que no todo es color de rosa, pues los problemas hacen parte del camino hacia el éxito. A pesar de que no puedas saber con exactitud los inconvenientes que vas a tener en el futuro, sí es necesario que te reúnas con tu equipo de trabajo para identificar qué  dificultades puedes enfrentar y luego determines la forma como vas a solucionarlos.

¿Estoy dispuesto a asumir los retos que se crucen en mi camino?

Para empezar, es de vital importancia que analices el tipo de riesgo que vas a asumir. De este modo, sabrás si realmente vale la pena arriesgar tu dinero y tu tiempo. Evalúa las ventajas y las desventajas que te puede traer y al final determina cuál de estos dos aspectos pesa más.

Por otra parte, también es necesario que identifiques con qué herramientas o recursos cuentas para enfrentar dicho reto. Esto también te permitirá saber qué probabilidades tienes de salir victorioso de dicha situación.

¿Cómo voy a medir los resultados?

Hacer un seguimiento de cada uno de los procesos y de los resultados que vas obteniendo a medida que pasa el tiempo, te ayudará a identificar las metas que has alcanzado y las que se han quedado inconclusas. Además de esto, podrás asegurarte de que vas por buen camino y de que no te has desviado de tu objetivo principal.

De igual manera, si tienes la posibilidad, crea una agenda en la que establezcas metas ya sea semanal o mensualmente. Así te será mucho más fácil detectar los diferentes aspectos que impiden tu progreso y de este modo, podrás crear soluciones más efectivas.

Apenas termines de contestar cada una de estas preguntas, realiza un mapa conceptual con las ideas más importantes para que te sea mucho más fácil recordar tus objetivos. Si es necesario ponlo en un sitio visible para que vayas  haciendo un seguimiento del proceso que has llevado hasta el momento.

“Cuando dejas de soñar dejas de vivir” - Malcolm Forbes, presidente y editor en jefe de la revista Forbes

Click to Tweet

Si te gustó este post, compártelo en tus redes sociales 🙂

Visita nuestra página web y conoce Inbound Manager Pro

Inbound Manager

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies
>